Porque la tipografía importa. ¡Y mucho! Y si no, que se lo digan a Warren Beatty en los OSCARS

Imagen Lectura Erronea

No cabe duda de que uno de los fallos más graves que se puede dar en la noche de los Oscars es el de anunciar el galardón a la mejor película de manera errónea.

Desde un primer momento se puede comprobar en la cara de Warren Beatty que algo no marcha bien antes de que su compañera proceda a anunciar a la película ganadora.

Resumimos la cronología de los hechos:

1. Warren Beatty y Faye Dunaway salen a anunciar el Oscar a la mejor película, pero en lugar del sobre con el nombre de la película ganadora, los auditores de PwC les entregan uno que contiene el nombre de la ganadora al premio de mejor actriz.

2. Warren abre el sobre, extrae la tarjeta, y tras observarla detenidamente, se detiene un momento porque hay algo que no le encaja (en ese momento los millones de personas que están viendo la gala piensan que está actuando de forma cómica). De hecho, el bueno de Warren llega incluso a comprobar si hay algo más dentro del sobre.

3. Muestra la tarjeta a su compañera para corroborar si se trata de un error con cara de “¿ves esto bien?”

4. Y antes de que él pueda decir nada a su compañera, ésta, que únicamente va buscando el nombre de la película que se indica en la tarjeta, anuncia como ganadora a la película “La la land”.

Estamos ante un error que no se había producido en los 88 años de historia de los Oscars.

Como podéis imaginar, se empieza a analizar la cadena de culpables que han llevado a cometer semejante fallo: que si la persona que entregó el sobre a Warren segundos antes estaba twitteando, que si entraron por el lado del escenario que no les correspondía…

Sin embargo, ¡nadie se detiene a observar la tipografía de la tarjeta!

Tipografía es el arte de disponer correctamente el material de imprimir, de acuerdo con un propósito específico: el de colocar las letras, repartir el espacio y organizar los tipos con vistas a prestar al lector la máxima ayuda para la comprensión del texto escrito verbalmente. – Morrison (1936)

En efecto, si la tarjeta hubiera estado escrita de otra manera, Warren y Faye hubieran visto claramente que se trataba de un error y que habían recibido el sobre equivocado.

Imagen Lectura Erronea

Si los protagonistas hubieran leído la tarjeta de arriba abajo habrían visto que en la parte inferior pone “Best Actress”; sin embargo, estás en la televisión, hay 100 millones de personas mirándote, estás nervioso y no tienes mucho tiempo, así que lo normal es que vayas a lo que más llama la atención de la tarjeta. Y si tienes alguna duda (como le pasó a Warren) buscarás algo que te confirme o desmienta aquello que piensas que no va bien. (claramente, Warren no lo encontró).

En esta tarjeta se dan varios errores:

– Todos sabemos que estamos en los OSCARS, no hace falta que el logotipo llame tanto la atención.

– El nombre del premiado y la película a la que pertenecen están al mismo nivel de tamaño, no hay jerarquía.

– La categoría de nominación “Best actress” pasa totalmente desapercibida al final de la tarjeta (obviamente ni Warren ni Faye la leyeron).

A la vista de lo anterior, se propone la siguiente alternativa:

Imagen Lectura Erronea

Solamente cambiando el tamaño y la posición de los elementos de la tarjeta conseguimos que no haya duda sobre cuál es la categoría y quién es el ganador:

– El logo debe ir en la parte inferior porque es los menos importante en la tarjeta.

– La categoría premiada debe situarse en la parte superior de la tarjeta y tener un tamaño grande para no pasar desapercibida

– El nombre del ganador debe reflejarse en un tamaño mayor y de forma destacada, no en vano, es lo principal de la tarjeta; por su parte, el nombre de la película a la que pertenece el ganador debe indicarse en un tamaño menor, en un segundo plano respecto del primero.

Así que las soluciones, en nuestra opinión, no pasan por despedir al que entregó el sobre equivocado sino amejorar el diseño de las tarjetas para que, si se vuelve a producir un error humano, , el lector de la tarjeta no tenga duda de que ha sido un error.

Vía (https://medium.freecodecamp.com/why-typography-matters-especially-at-the-oscars-f7b00e202f22#.jloaldzcr)

Porque la tipografía importa. ¡Y mucho! Y si no, que se lo digan a Warren Beatty en los OSCARS.

Imagen Lectura Erronea

No cabe duda de que uno de los fallos más graves que se puede dar en la noche de los Oscars es el de anunciar el galardón a la mejor película de manera errónea.

Desde un primer momento se puede comprobar en la cara de Warren Beatty que algo no marcha bien antes de que su compañera proceda a anunciar a la película ganadora.

Resumimos la cronología de los hechos:

1. Warren Beatty y Faye Dunaway salen a anunciar el Oscar a la mejor película, pero en lugar del sobre con el nombre de la película ganadora, los auditores de PwC les entregan uno que contiene el nombre de la ganadora al premio de mejor actriz.

2. Warren abre el sobre, extrae la tarjeta, y tras observarla detenidamente, se detiene un momento porque hay algo que no le encaja (en ese momento los millones de personas que están viendo la gala piensan que está actuando de forma cómica). De hecho, el bueno de Warren llega incluso a comprobar si hay algo más dentro del sobre.

3. Muestra la tarjeta a su compañera para corroborar si se trata de un error con cara de “¿ves esto bien?”

4. Y antes de que él pueda decir nada a su compañera, ésta, que únicamente va buscando el nombre de la película que se indica en la tarjeta, anuncia como ganadora a la película “La la land”.

Estamos ante un error que no se había producido en los 88 años de historia de los Oscars.

Como podéis imaginar, se empieza a analizar la cadena de culpables que han llevado a cometer semejante fallo: que si la persona que entregó el sobre a Warren segundos antes estaba twitteando, que si entraron por el lado del escenario que no les correspondía…

Sin embargo, ¡nadie se detiene a observar la tipografía de la tarjeta!

Tipografía es el arte de disponer correctamente el material de imprimir, de acuerdo con un propósito específico: el de colocar las letras, repartir el espacio y organizar los tipos con vistas a prestar al lector la máxima ayuda para la comprensión del texto escrito verbalmente. – Morrison (1936)

En efecto, si la tarjeta hubiera estado escrita de otra manera, Warren y Faye hubieran visto claramente que se trataba de un error y que habían recibido el sobre equivocado.

Imagen Lectura Erronea

Si los protagonistas hubieran leído la tarjeta de arriba abajo habrían visto que en la parte inferior pone “Best Actress”; sin embargo, estás en la televisión, hay 100 millones de personas mirándote, estás nervioso y no tienes mucho tiempo, así que lo normal es que vayas a lo que más llama la atención de la tarjeta. Y si tienes alguna duda (como le pasó a Warren) buscarás algo que te confirme o desmienta aquello que piensas que no va bien. (claramente, Warren no lo encontró).

En esta tarjeta se dan varios errores:

– Todos sabemos que estamos en los OSCARS, no hace falta que el logotipo llame tanto la atención.

– El nombre del premiado y la película a la que pertenecen están al mismo nivel de tamaño, no hay jerarquía.

– La categoría de nominación “Best actress” pasa totalmente desapercibida al final de la tarjeta (obviamente ni Warren ni Faye la leyeron).

A la vista de lo anterior, se propone la siguiente alternativa:

Imagen Lectura Erronea

Solamente cambiando el tamaño y la posición de los elementos de la tarjeta conseguimos que no haya duda sobre cuál es la categoría y quién es el ganador:

– El logo debe ir en la parte inferior porque es los menos importante en la tarjeta.

– La categoría premiada debe situarse en la parte superior de la tarjeta y tener un tamaño grande para no pasar desapercibida

– El nombre del ganador debe reflejarse en un tamaño mayor y de forma destacada, no en vano, es lo principal de la tarjeta; por su parte, el nombre de la película a la que pertenece el ganador debe indicarse en un tamaño menor, en un segundo plano respecto del primero.

Así que las soluciones, en nuestra opinión, no pasan por despedir al que entregó el sobre equivocado sino amejorar el diseño de las tarjetas para que, si se vuelve a producir un error humano, , el lector de la tarjeta no tenga duda de que ha sido un error.

Vía (https://medium.freecodecamp.com/why-typography-matters-especially-at-the-oscars-f7b00e202f22#.jloaldzcr)