¿Cómo es la administración electrónica del futuro?

Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, y en particular Internet, juegan un papel fundamental en la sociedad de hoy en día. En este contexto, la Administración debe ser capaz de adaptarse a las nuevas demandas, y proporcionar a los ciudadanos información y servicios digitales.

Así surge el Plan de Transformación Digital de la Administración General del Estado y sus Organismos Públicos (Estrategia TIC) entre el 2015 y 2020. Proceso que ya se está viviendo, y con el que se pretende que un ciudadano tenga la posibilidad de realizar todos los servicios que ofrece la Administración Pública, a través de internet. El principal objetivo del plan es convertir el canal digital en el principal canal de relación entre la ciudadanía y la Administración.

Imagen Lectura Erronea

Pero, ¿cómo debe ser y debe hacerse esta transformación en la Administración? Te damos las claves según lo que apunta el Gobierno de España:

1. Una Administración orientada al ciudadano

Lo principal para redefinir los servicios es pensar en a quién nos estamos dirigiendo, en este caso al conjunto de la ciudadanía. Tenemos que diseñar servicios que puedan ser entendibles para cualquier tipo de usuario, incluso si es inexperto en nuevas tecnologías. De esta manera, cabe trabajar con técnicas de usabilidad, para brindar la información de manera más clara, sencilla y rápida posible, para que su experiencia con los servicios online será de lo más favorable.

2. Una Administración transparente y de confianza

La continua monitorización de la actividad en la Administración, junto a la evaluación y difusión de resultados incrementa la satisfacción de los ciudadanos y facilita el análisis de resultados para garantizar el alineamiento de las TIC con las prioridades del Gobierno.

3. Una Administración con visión integral

La transformación digital de la Administración requiere una visión holística y global de las necesidades y de las actuaciones comunes de la Administración para que la transformación sea eficaz y se puedan alcanzar los proyectos comunes.

4. Una nueva Administración entre todos

Es necesaria la suma de los conocimientos y esfuerzos de todos, desde ciudadanos a asociaciones y empresas, y por supuesto la misma Administración Pública. Se requiere gestionar alianzas con todos los agentes para que los servicios que se ofrezcan sean de más calidad y se aumente la eficiencia..

La transformación digital de la Administración trae grandes beneficios, por un lado, un aumento de la eficiencia, al ofrecer a los ciudadanos los mismos servicios o más, pero reduciendo costes y ahorrando en tiempo y recursos humanos; por otro lado, la posibilidad de brindar a los ciudadanos un servicio público de mayor calidad y aumentar la satisfacción de los ciudadanos.

¿Cómo es la administración electrónica del futuro?

Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, y en particular Internet, juegan un papel fundamental en la sociedad de hoy en día. En este contexto, la Administración debe ser capaz de adaptarse a las nuevas demandas, y proporcionar a los ciudadanos información y servicios digitales.

Así surge el Plan de Transformación Digital de la Administración General del Estado y sus Organismos Públicos (Estrategia TIC) entre el 2015 y 2020. Proceso que ya se está viviendo, y con el que se pretende que un ciudadano tenga la posibilidad de realizar todos los servicios que ofrece la Administración Pública, a través de internet. El principal objetivo del plan es convertir el canal digital en el principal canal de relación entre la ciudadanía y la Administración.

Imagen Lectura Erronea

Pero, ¿cómo debe ser y debe hacerse esta transformación en la Administración? Te damos las claves según lo que apunta el Gobierno de España:

1. Una Administración orientada al ciudadano

Lo principal para redefinir los servicios es pensar en a quién nos estamos dirigiendo, en este caso al conjunto de la ciudadanía. Tenemos que diseñar servicios que puedan ser entendibles para cualquier tipo de usuario, incluso si es inexperto en nuevas tecnologías. De esta manera, cabe trabajar con técnicas de usabilidad, para brindar la información de manera más clara, sencilla y rápida posible, para que su experiencia con los servicios online será de lo más favorable.

2. Una Administración transparente y de confianza

La continua monitorización de la actividad en la Administración, junto a la evaluación y difusión de resultados incrementa la satisfacción de los ciudadanos y facilita el análisis de resultados para garantizar el alineamiento de las TIC con las prioridades del Gobierno.

3. Una Administración con visión integral

La transformación digital de la Administración requiere una visión holística y global de las necesidades y de las actuaciones comunes de la Administración para que la transformación sea eficaz y se puedan alcanzar los proyectos comunes.

4. Una nueva Administración entre todos

Es necesaria la suma de los conocimientos y esfuerzos de todos, desde ciudadanos a asociaciones y empresas, y por supuesto la misma Administración Pública. Se requiere gestionar alianzas con todos los agentes para que los servicios que se ofrezcan sean de más calidad y se aumente la eficiencia..

La transformación digital de la Administración trae grandes beneficios, por un lado, un aumento de la eficiencia, al ofrecer a los ciudadanos los mismos servicios o más, pero reduciendo costes y ahorrando en tiempo y recursos humanos; por otro lado, la posibilidad de brindar a los ciudadanos un servicio público de mayor calidad y aumentar la satisfacción de los ciudadanos.