Descubre los heat maps y conoce cómo se comportan los usuarios en tu página web

Un heat map, en español mapa de calor, es una herramienta que nos permite obtener una visión de la popularidad de cada apartado y componente de una web mediante la creación de mapas que identifican los contenidos más visitados y el comportamiento que ha seguido el usuario al visitar la página.

El mapa de calor es un gráfico en el que se destacan zonas concretas de una página web mediante el uso de diferentes colores. Los tonos más cálidos (rojo, narana) señalan las zonas más relevantes para los usuarios, y los fríos (azules) son para las áreas que pasan más desapercibidas.

Esta técnica de analítica web nos permite saber cuáles son las áreas del sitio web que reciben la mayor atención por parte de los visitantes, lo que puede ayudar de cara a mejorar el diseño y la optimización de la página.

Existen diversos tipos de mapas de calor, entre los que destacamos:

1. Heat Map de eye tracking

Esta técnica hace referencia a un conjunto de tecnologías que permiten identificar y registrar cómo mira el usuario una determinada página web, analizando el movimiento de la mirada a través de la pantalla. Saber en qué áreas concentran la atención los visitantes de la página web, permite detectar los puntos fuertes y débiles del diseño

Heat Map de eye tracking

2. Heat Map de movimiento de ratón

Es la alternativa más similar al eye-tracking, pues el movimiento del ratón tiende a coincidir con el de nuestros ojos (Según la Carnegie Mellon University, hay una correlación del 88% entre ambos movimientos). Esta herramienta, registra el movimiento del ratón de los usuarios a través de la página web. Ayuda a identificar los espacios más populares de nuestra web, así como a aque llos que no se les presta tanta atención

Mapa ed calor heat map de movimineto de ratón

3. Heat Map basado en clicks

Como su nombre indica,registra las zonas y enlaces de la página en las que el usuario hace click. De esta manera, se obtiene información de la interacción que realiza el usuario con la web, de cuáles son las acciones que más se realizan, las que les pueden resultar más interesantes, o las que pasan más por alto.

Mapa de calor Heat map basado en click

4. Heat Map de scroll

En páginas con mucho scroll, se puede emplear este tipo de heatmap para determinar hasta dónde navega el usuario, es decir, hasta qué punto desliza la pantalla y cuando deja de bajar. Esto permite identificar dentro de un largo scroll las líneas en las que el usuario presta más atención,así como las que pasa sin detenerse.

Mapde calor heat map de scroll

¿Para qué sirven estos mapas de calor? Te explicamos cuáles son sus principales funciones:

  • Interacción del público con nuestra web: Ayuda a observar de manera sencilla y rápida el comportamiento general de un grupo de visitantes en la interfaz, lo que
    posibilita el establecer ciertos patrones para la obtención de conclusiones.

  • Analizar nuestros procesos de conversión: Permite identificar los problemas de conversión, en qué fases o acciones existen dificultades y así poder proponer soluciones.

  • Verificar prácticas de CTA (Call to action): Los CTAs son llamadas a la acción, que invitan a realizar determinadas acciones (compra ahora, haz click aquí, solicita tu presupuesto, suscríbete). De esta manera, podemos ver si el usuario sigue estas acciones o hay que cambiar y mejorar algo para que lo haga (color, ubicación…)

  • Efectividad de los elementos de información: Podemos determinar cuáles son los apartados que le resultan de mayor interés al usuario y de esta manera facilitarles su acceso a ello. De esta manera podemos mejorar la experiencia de usuario.

  • Rentabilizar la monetización: Se pueden identificar los mejores sitios para poner anuncios teniendo en cuenta cuáles son las zonas a los que el usuario presta mayor atención, esto rentabilizaría la publicidad en la página web y así se pueden establecer tarifas justificadas.

En definitiva, gracias a un mapa de calor podemos conocer el comportamiento del visitante y la manera en la que interactúa con un sitio web, es decir, datos útiles que pueden ayudar a mejorar diversos aspectos de la página, lo que permite generar una web más usable y brindarle una experiencia positiva al usuario.

Descubre los heat maps y conoce cómo se comportan los usuarios en tu página web

Un heat map, en español mapa de calor, es una herramienta que nos permite obtener una visión de la popularidad de cada apartado y componente de una web mediante la creación de mapas que identifican los contenidos más visitados y el comportamiento que ha seguido el usuario al visitar la página.

El mapa de calor es un gráfico en el que se destacan zonas concretas de una página web mediante el uso de diferentes colores. Los tonos más cálidos (rojo, narana) señalan las zonas más relevantes para los usuarios, y los fríos (azules) son para las áreas que pasan más desapercibidas.

Esta técnica de analítica web nos permite saber cuáles son las áreas del sitio web que reciben la mayor atención por parte de los visitantes, lo que puede ayudar de cara a mejorar el diseño y la optimización de la página.

Existen diversos tipos de mapas de calor, entre los que destacamos:

1. Heat Map de eye tracking

Esta técnica hace referencia a un conjunto de tecnologías que permiten identificar y registrar cómo mira el usuario una determinada página web, analizando el movimiento de la mirada a través de la pantalla. Saber en qué áreas concentran la atención los visitantes de la página web, permite detectar los puntos fuertes y débiles del diseño

Heat Map de eye tracking

2. Heat Map de movimiento de ratón

Es la alternativa más similar al eye-tracking, pues el movimiento del ratón tiende a coincidir con el de nuestros ojos (Según la Carnegie Mellon University, hay una correlación del 88% entre ambos movimientos). Esta herramienta, registra el movimiento del ratón de los usuarios a través de la página web. Ayuda a identificar los espacios más populares de nuestra web, así como a aque llos que no se les presta tanta atención

Mapa ed calor heat map de movimineto de ratón

3. Heat Map basado en clicks

Como su nombre indica,registra las zonas y enlaces de la página en las que el usuario hace click. De esta manera, se obtiene información de la interacción que realiza el usuario con la web, de cuáles son las acciones que más se realizan, las que les pueden resultar más interesantes, o las que pasan más por alto.

Mapa de calor Heat map basado en click

4. Heat Map de scroll

En páginas con mucho scroll, se puede emplear este tipo de heatmap para determinar hasta dónde navega el usuario, es decir, hasta qué punto desliza la pantalla y cuando deja de bajar. Esto permite identificar dentro de un largo scroll las líneas en las que el usuario presta más atención,así como las que pasa sin detenerse.

Mapde calor heat map de scroll

¿Para qué sirven estos mapas de calor? Te explicamos cuáles son sus principales funciones:

  • Interacción del público con nuestra web: Ayuda a observar de manera sencilla y rápida el comportamiento general de un grupo de visitantes en la interfaz, lo que
    posibilita el establecer ciertos patrones para la obtención de conclusiones.

  • Analizar nuestros procesos de conversión: Permite identificar los problemas de conversión, en qué fases o acciones existen dificultades y así poder proponer soluciones.

  • Verificar prácticas de CTA (Call to action): Los CTAs son llamadas a la acción, que invitan a realizar determinadas acciones (compra ahora, haz click aquí, solicita tu presupuesto, suscríbete). De esta manera, podemos ver si el usuario sigue estas acciones o hay que cambiar y mejorar algo para que lo haga (color, ubicación…)

  • Efectividad de los elementos de información: Podemos determinar cuáles son los apartados que le resultan de mayor interés al usuario y de esta manera facilitarles su acceso a ello. De esta manera podemos mejorar la experiencia de usuario.

  • Rentabilizar la monetización: Se pueden identificar los mejores sitios para poner anuncios teniendo en cuenta cuáles son las zonas a los que el usuario presta mayor atención, esto rentabilizaría la publicidad en la página web y así se pueden establecer tarifas justificadas.

En definitiva, gracias a un mapa de calor podemos conocer el comportamiento del visitante y la manera en la que interactúa con un sitio web, es decir, datos útiles que pueden ayudar a mejorar diversos aspectos de la página, lo que permite generar una web más usable y brindarle una experiencia positiva al usuario.